Confites de naranja y chocolate | | ACOSTA'S Kitchen

Confites de naranja y chocolate

Otra receta de aprovechamiento y calorías pero buena buena si te gusta el sabor a naranja. 

aa

Ingredientes base

aa

10 Naranjas (lo menos tratadas posible. En mi caso tengo la suerte de poder salir al jardín y cogerlas del árbol sabiendo que no les he puesto ningún pesticida ni tratado con producto alguno).

aa

1lt Agua (para el almibar).

aa

Agua para “remojar” las pieles.

aa

½ kg Azúcar.

aa

*La proporción es por cada naranja, la mitad de agua y un cuarto de azúcar, o sea 1 naranja -100ml agua-50grs azúcar.

aa

Para rematar

aa

1 Tableta grande chocolate amargo para fundir.

aa

2 c.s. Mantequilla (hace brillar el chocolate).

aa

4 c.s. Nata líquida (sirve agua).

 

Elaboración

aa

En una cazuela lo suficientemente grande como para que quepan el agua, el azúcar y las pieles de naranja ponemos a hervir a fuego alto al principio, para luego bajarlo a fuego medio en cuanto empiece a burbujear el agua y el azúcar. Lo dejaremos hervir hasta que reduzca lo suficiente como para que cuando se coja la mezcla con una cuchara y se vierta, haga un hilillo fino y continuo. Parece fácil pero debemos estar encima porque a la que te descuidas lo puedes quemar y entonces coge un sabor amargo y desagradable…

aa

Mientras se va haciendo el almíbar pelamos las naranjas procurando eliminar la parte blanca del interior de la peladura. En mi caso suelo hacerlo en el mismo sentido y ancho que los gajos de la naranja. Las pelo de forma habitual y luego quito la piel blanca porqué así utilizo la pulpa para comerla directamente, hacer mermelada, zumo… (También he de decir que a menudo aprovecho las pieles de las naranjas que nos hemos comido de postre para la cena).

aa

Cuando tengamos las pieles, cogemos un bol (mejor de cristal porqué el plástico suele quedar manchado y es muy difícil eliminar el surco que queda) las metemos de forma aleatoria y las cubrimos de agua bien fría (yo suelo utilizar de garrafa, aunque si tenéis agua del grifo de buena calidad, no creo que sea problema). Veréis que el agua coge color enseguida, la tiráis y repetís la operación un par de veces más para luego dejar la pieles en agua unas doce horas. (Las suelo dejar en remojo por la noche y así por la mañana las tengo listas).

aa

Si tengo prisa, en vez de dejar las pieles a remojo, las pongo a hervir unos cinco minutos para luego retirar el agua que se habrá vuelto anaranjada y repito la operación a la vez que preparo el almíbar.

aa

Cuando tengamos listas las pieles, las vertemos en el almíbar y ponemos a hervir a fuego medio durante una horita. Hay que remover de vez en cuando para asegurarnos de que todas las pieles se hacen por igual.

aa

Dejamos que se enfríe y espese y cuando esté casi frió volvemos a encender el fuego y lo hervimos unos 10 minutos más.

aa

Esta vez, al acabar de hervir las pieles, el azúcar habrá quedado ligeramente grumoso. Antes de que se peguen las unas con las otras las vamos a sacar de la cazuela y disponer sobre una rejilla de horno a enfriar (pongo debajo una bandeja de horno para recoger el almíbar que pudiera caer).

aa

Mientras las pieles se enfrían, preparamos las cobertura de chocolate. Ponemos la tableta de chocolate, cortada en taquitos a fundir en el microondas o al baño María junto con la mantequilla. Cuando esté líquido, lo sacamos y le incorporamos la nata removiendo poco a poco con cuchara.

aa

Este es el momento en que podemos “dipear” las pieles en el chocolate. En mi caso, sumerjo la piel hasta la mitad y la dejo gotear.

aa

Una vez las saco, las pongo a secar sobre una bandeja cubierta de papel de horno y a partir de allí las guardo en bote de cristal (aunque no suelen durar mucho…)

aa

He probado a hacer lo mismo con otros cítricos y funciona bastante bien salvo con las mandarinas que al tener la piel más fina de por sí, tienden a romperse. También se puede sustituir el chocolate amargo por chocolate con leche o chocolate blanco.

aa

Esta es una receta muy fácil, algo laboriosa, con una materia prima relativamente barata pero un resultado muy vistoso y agradable. Es algo que bien presentado es una fantástico regalo para alguien que tiene de todo.

aa

aa

Escritora de los Manuales Kama sutra en 24 pasos y co-autora del especial Una Navidad con ACOSTA ars. Ferviente detractora de la pimienta pero amante de las Pfeffernüsse. Maestra de profesión, pelirroja de bote y poseedora de largas y rizadas pestañas. Con un bisabuelo que sirvió a Reyes aprendió bien del estar entre pucheros y ha transmitido su pasión a sus retoños aunque no con el mismo éxito para todos.
Categories: Dans la cuisine By Helena ACOSTA, Sin categoría

One Comment so far:

  1. Aure dice:

    Me encanta todo lo que pones ,intentaré hacerlo aunque a mi los postres me salen fatal pero parece fácil de hacer . Y la mascarilla de choco ideal ,besitosss

Este espacio web se alimenta de tus comentarios... Ñam,ñam. No es necesario que rellenes el formulario ni inicies sesión puedes comentar de forma anónima. ¡Gracias!

error: Contenido protegido, propiedad de ACOSTA Ars.