Pão de queijo | ACOSTA'S Kitchen

Pâo de queijo

Primera receta y con ella…  ¡Inauguro mi sección! No quiero enrollarme diciéndonos lo mucho que os he echado de menos (sí, incluidos a los nuevos, ¿qué cómo es eso posible? pues… #pasalacabra). Tooooooooootal que gracias por estar aquí y “porfaplease” comentad, es muy importante que lo hagáis, que participéis y así podamos desvariar juntitos. Todos los miércoles os traeré una receta mega molona. Y ahora con toda mi cara y “tó” mi morro os pido que echéis un vistazo a mis redes sociales que encontraréis en la cajita de autor, justo al finalizar la entrada. (¡SEGUIDME, TWITEADME, COMENTADME…¡SOY VUESTRA!). 

aa

Y volviendo a la receta… He escogido pão de queijo, es decir: Pan de queso. Estos panecillos son “chupiguays”, de origen Brasileño y hacerlos es cosa”facilonga”. Esta receta acompañada de una ensalada y un plato de embutido os ejerce de cena. Venga, vaaaaaaaaa ya dejo de dar la lata y al lío de “masasmasitas”.

aa

aa

Ingredientes:

aa

100 gramos de harina de tapioca (yuca).

aa

1 Huevo pequeño y batido.

aa

40 gramos de queso parmesano.

aa

50 mililitros de leche entera.

aa

50 mililitros de agua.

aa

1 cucharadita sopera de aceite vegetal (sí, también podéis sustituirlo por el de oliva) y otra cucharadita más para darle forma a los panecillos.

aa

1 pizca de sal.

aa

aa

Elaboración:

aa

Precalentamos el horno a 180°calor arriba y abajo.

aa

Forramos con papel sulfurizado la bandeja de horno que vayamos a utilizar.

aa

En un cuenco disponemos la harina y la sal, reservamos.

aa

Ahora en un cazo a fuego medio llevamos el agua, la leche y el aceite.

aa

Esperamos a que la mezcla anterior se caliente pero no dejamos que llegue a hervir.

aa

Trasladamos la mezclolanza de leche, aceite y agua al cuenco de harina.

Esto es opcional pero más que recomendable, ¡PONEOS UN PUÑETERO GUANTE DE PLÁSTICO PARA AMASAR! de no hacerlo la mano se os quedará “pegajoza” y es un poco “wuarreríamáxima”.

aa

Aglutinamos bien antes de incorporar solo la mitad del huevo.

aa

Amasamos, amasamos, amasamos hasta que la mezcla absorba por completo la primera tanda de huevo para a continuación añadir la segunda.

aa

Continuamos amasando hasta la completa impregnación del huevo.

aa

Agregamos todo el queso de golpe, conforme lo mezclamos nos daremos cuenta que la masa empieza a endurecerse, ya no será pegajosa.

aa

Hora de quitarse “tó” el estrés. Apalizamos la masa, le damos duro durante unos 3-5 minutos.

Nos quitamos el guante y untamos nuestras dos manitas con el aceite.

aa

Cogemos pequeños pedazos de masa que bolearemos entre nuestras manos.

aa

Iremos disponiendo en la bandeja y con espacio entre sí los pequeños panecillos.

aa

Una vez tengamos todas las “bolitas y puesto que nos habrá quedado aceite untaremos ligeramente los panecillos con él.

aa

Hornearemos durante 20 minutos.

aa

Una vez transcurrido el tiempo de horneado y con los panecillos, gorditos, redonditos y doraditos (#pornoparafoodies) los sacaremos del horno y los dejaremos reposar sobre una rejilla durante unos 2-4 minutos.

aa

Y… y… ahora… ¡NOS LOS COMEREMOS!

aa

Notas finales:

aa

1-Este pan no es apto para comerlo de un día para el otro pues empieza a secarse y a endurecersea muy rápidamente.

aa

2-Podéis congelar el pão de queijo de la siguiente forma: Horneadlo tan solo la mitad del tiempo (10 minutos), sacadlo del horno, dejadlo enfriar sobre la rejilla hasta que quede completamente frío. Metedlo en bolsas aptas para congelador y ¡Listo!

aa

3-Para descongelarlo, sacadlo del congelador y proceded a hornearlo de la misma forma que si fueran frescos aunque tendréis que dejarlos un tanto más horneando.

aa

4-No hay problema en sustituir el queso parmesano por cheddar o cualquier otro queso que os plazca, eso sí, éste debe de tener sabor, carácter pues de lo contrario os quedará un pan “mú sosaina”.

aa

aa

Directora editorial de ACOSTA ars. Escritora del best seller "No me dejes ser tu héroe". Chef que no acabó de cocinarse, aunque quien sabe... ¿Quién dijo de este agua no beberé?. Foodie empedernida, superviviente de la anorexia, madre de un futuro rompecorazones y adicta confesa a los zapatos.
Categories: La cucina By Andrea ACOSTA, Recetas saladas

Este espacio web se alimenta de tus comentarios... Ñam,ñam. No es necesario que rellenes el formulario ni inicies sesión puedes comentar de forma anónima. ¡Gracias!

error: Contenido protegido, propiedad de ACOSTA Ars.