KINA, Cruz de San Andrés après la pluie | ACOSTA'S Kitchen

KINA, Cruz de San Andrés après la pluie By Jolie Courge {BDSM}

Mientras escucho a Satie , Gnossienne nº 1 y sueño con un poco de luz “ après la pluie…”, para Kina es verano y domingo. No escucha a Satie, en realidad no escucha nada salvo los ruidos de la autopista que la lleva a su cita.

aa

Se ha maquillado con dudas, sabe que su maquillaje seguramente va a acabar mal parado, ¿llorará?, ¿se le correrá el rímel?, mejor entonces waterproof. La ropa ha sido más fácil, hace mucho calor, y además, ¡para lo que le va a durar puesta!, así que camiseta y pantalón corto. El GPS la está volviendo loca, y aparcar parece que va a ser complicado, mejor, porque así se concentra en algo y evita pensar demasiado, no le vaya a entrar el nervio y se de media vuelta. No, no se va, es su momento.

aa

Le he preguntado hasta la saciedad qué esperaba, qué le atraía de aquello, si sentía miedo….y solo dice lo mismo una y otra vez, “estar en blanco, calma absoluta , no hay problemas, no hay responsabilidades”, pero, ¿ cómo podía esperarlo si nunca lo había experimentado? Supongo que misterios de la mente, que mezcla ideas previas con conclusiones a posteriori y refuerzan su imaginario que se ha convertido en realidad real y verdadera.

Cuando consigue aparcar, menos mal que esta vez el coche no la ha dejado tirada, que ya está bien, y llega al “ templo” se encuentra con un office , un sofá convertible , paredes forradas de espejos y al amo. Amo con el que ya ha firmado un contrato, con el que siente la confianza y seguridad necesaria para seguir adelante, por el que sabe que puede ser castigada a pesar de saber en su fuero interno que el control es únicamente de ella misma. Hablan de todo un poco mientras beben agua, que hoy hay que estar hidratados, luego, un buen rato más tarde pasarán a las gominolas, no vaya a tener un bajón de azúcar. Su obligación como amo es cuidarla y salvaguardar su integridad física, aunque la vaya a coser a golpes, y lo está haciendo bien, no ha dejado nada al azar. Repiten mil veces “AZUL” como palabra de seguridad y un gesto con las manos, cerrando los dedos estirados y rígidos en una coreografía infantil y poderosa, porque también ha pensado en los momentos en los que Kina no va a poder hablar.

aa

“¿Estás preparada?” y entonces estalla Killpop de Slipknot , al menos en mi cabeza al imaginarlo. Con un movimiento brusco le agarra el pelo y tira hacia atrás, órdenes, órdenes, órdenes, no me puedes mirar, me has de mirar de reojo, órdenes , puta, más órdenes, mírate al espejo, órdenes, y el espejo refleja a una Kina aun vestida, temblando y empapada, con la piel de gallina y mil veces más excitada que en sus 44 años de vida.

aa

“Desnúdate” . Tira de una tela marrón destapando una hermosísima y enorme Cruz de San Andrés, “ ya sabes lo que te toca”, voz profunda y tono decidido, más que una aclaración es una burla, una sentencia. Kina va hacia la cruz y la ata por los pies. El cuero es negro, suave y frío. Se siente temblar, y el aturdimiento le regala una sensación de irrealidad. Amo vuelve a cuidarla, ir poco a poco, que tantee sus límites y se asegure de sus deseos:

aa

-¿Quieres quedarte sola frente al espejo y mirar?- y ante el asentimiento de Kina descorre un biombo dejándola algo de intimidad. En el espejo está ella, con las piernas atadas a la cruz, un antifaz a medio poner y las flores japonesas del biombo, “ha llegado el momento, y ahora ……quiero esto”. Tiempo después me contaría lo que esa eterna/ fugaz tarde de locura supuso para su autoestima y su relación con su cuerpo, que sentía, mostraba michelines al espejo , disfrutaba de un placer sublime y se sostenía en la cruz. Un cuerpo al que, aunque suene irónico, nunca había tratado tan bien.

aa

-Mírate, puta- y se descorre el biombo, antifaz puesto como por arte de magia, manos atadas, pasa al cuello comprobando la seguridad para que no haya accidentes, alternando puta y zorra con cuidados delicados, mueve las manos, repite el gesto de seguridad, y llega la mordaza y una serie de manotazos en las tetas de Kina, que no van a ser los últimos. Kina le enternece y le embrutece al mismo tiempo, una mujer fuerte, decidida que se entrega a una sumisión anhelando descansar de la vida. Tras los manotazos, unas pinzas de aluminio en los pezones, aprisionándolos en un mordisco de dolor gustoso, tirones, frío aluminio que muerde y estira, tirones, tirones, golpes, manotazos y hostiones que resuenan para pasar a caricias susurrantes, zorra.

aa

Empieza un baile de “hostias como panes”, pellizcos, tirones de los pezones , azotes en las nalgas con la mano abierta, zasca, intuye la aparición de un látigo de varias colas que la acaricia la cara, los hombros, el pecho, es frío y tibio al mismo tiempo…” ¿Es esto lo que quieres, puta?, y zas!, latigazo para pasar a acariciar con el su vulva, y arrearle un latigazo “multicolas” mientras Kina tiembla por ese placer tan brutal entre chasquidos de cuero y gemidos que ni siquiera es capaz de oír desde ese otro mundo.

aa

“¿Qué vendrá ahora? ¿ dónde va a caer la siguiente?”, el tiempo vuela entre golpes, caricias, latigazos, putas y zorras, “ ¿y ahora qué?” “¿Cuánto tiempo ha pasado?, ¿minutos, horas, segundos en una eternidad?” y plumas pasan por las zonas más castigadas de su cuerpo, el tiempo necesario para reconfortarla pero sin olvidar los golpes, que siguen lloviendo de forma frenética mientras Kina cuelga de la cruz sujeta a las correas que no entiende cómo resisten y piensa “ quiero más”, pero no, porque de ahí pasa a un primer squirting, el primero de varios, que la deja al borde del desmayo y ahogada en chorros.

Momento de descansar un poco, su resistencia física no está preparada para este ritmo, así que echa mano de un frasco lleno a rebosar de gominolas, siempre listo para el momento en que desfallezca, con las que Kina arrasa. Su cuerpo grita su necesidad de azúcar y de agua, gominolas, agua y más hostias porque necesita sentir su presencia superior y su dominio sobre ella… “soy plenamente feliz, querida, adorada, cuidada,protegida, sometida. Poseída tanto mental como físicamente , LIBRE”.

aa

A pesar de estar deshecha y someterse a las órdenes de alguien por una vez en su vida su sensación de placer, paz y liberación es total “ el control es mío”.

aa

-¿Esto es lo que querías?

aa

-Quiero más. ( Vuelve a empezar Killpop de Slipknot , al menos en mi cabeza al imaginarlo).

aa

aa

aa

Este post está escrito por un colaborador eventual. Si tú también quieres que posteemos tus textos, tus ideas, reflexiones, idas de olla varias… ¡lo que quieras! manda un correo a: acostaars@outlook.es con asunto: Acosta’s Kitchen colaboraciones. ¡Te esperamos!

Categories: Colaboradores Eventuales

3 Comments so far:

  1. Aure Martinez dice:

    Fantástico relato y acompañado de buena música , la gloria jajaja felicidades al autor/a

Este espacio web se alimenta de tus comentarios... Ñam,ñam. No es necesario que rellenes el formulario ni inicies sesión puedes comentar de forma anónima. ¡Gracias!

error: Contenido protegido, propiedad de ACOSTA Ars.