Bolas, bolitas.. | ACOSTA'S Kitchen

Seamos Pornosos y Pornosas {Bolas, bolitas… }.

“El sexo es una de las nueve razones para la reencarnación… las otras ocho no son importantes.”―Henry Miller

 

Y a mí que nadie me diga que la comida no es también una de esas nueve razones para reencarnarnos. El resto sí, estoy de acuerdo que no son importantes. Joder y comer es lo más, vale, y puede que dormir… ¡El trío maravilla!

 

Follar+Comer+Dormir: Nirvana.  

En esta sección de Acosta’s Kitchen y como nuevo integrante del grupo voy a traeros una entrada pornosa mensual, siempre será el día 15. En ella os hablaré de artículos de temática sexual que vaya encontrando por la red hasta reseñas de productos eróticos (dildos, lubricantes, lencería, etc… ) o a veces de ambas cosas.  ¿Queréis saber más sobre mí? Dadle click justo aquí

 

Para desvirgarme en letras hoy os voy a hablar de las bolitas, pelotitas, circunferencias milagrosas, bolas de geisha, bolas Ben Wa o como las conocemos la gran mayoría: Bolas chinas.

 

 No, estas no son las bolas en cuestión pero los mininos son muy cuquis.

 

Las bolas chinas son por norma general dos bolas de material médico que a su vez albergan en su interior otras dos bolas de tamaño inferior. Con el movimiento, las bolas del interior generalmente de material metálico golpean las exteriores y ejercen un efecto vibratorio que ayuda a reforzar el suelo pélvico ¡Ojo! Si vais a estar tumbaditas esperando a que éstas os hagan efecto, olvidaos. Sin movimiento es como si no llevarais nada ahí dentro. Ponéoslas, son dos minutos, puede que necesitéis la ayuda de un lubricante… en mi caso que soy una babosa nunca me hace falta… Salid a caminar con ellas, a correr, saltad a la comba, lo que sea pero con marcha. De verdad funcionan, no es un mito. No hace falta que tengáis el suelo pélvico tocado después de un parto o problemas de incontinencia o ¡qué coño! Valga la redundancia,  que hayáis perdido un poco la tonicidad de la musculatura. No no señoras, las bolas chinas estimulan la vagina, la hacen más sensible a sensaciones eróticas convirtiéndonos en… ¡Endiosadas expertas de los abrazos de Cleopatra!

Existen dos tipos de bolas chinas, por un lado tenemos las lúdicas, esas que venden con distintas formas que estimulan la lubricación, con vibradores molones incorporados y un largo etc. y en segundo plano están las bolas terapéuticas. En realidad y en origen las bolas chinas únicamente tenían un fin de carácter sexual, como estimulantes. La meta no era proporcionar orgasmos pero sí ayudar en la lubricación y la excitación para así mejorar el coito. Con el paso del tiempo nos dimos cuenta de su positiva repercusión en la mejora de la tonicidad en el suelo pélvico, la mejora frente a problemas de incontinencia y la recuperación del placer sexual perdido.

 

De las bolas lúdicas puedo decir que no he probado gran cosa para el enorme surtido que encontramos hoy en sex shops y tiendas de productos eróticos. Voy a destacaros dos de ellas, una de manera positiva y la otra negativa.

 

Las primeras señoritas boloncias son estas señoras:

Las odié, tal cual. Menos mal que me las regalaron porque de otra manera me martirizaría haberme gastado el dinero en ellas. Tampoco es que sea una fortuna pero oye, que en lugar de eso prefiero dejarme la pasta en un par de velas de olor.

 

1-Son muy difíciles de limpiar, esos pinchos del demonio retienen tu jodido flujo vaginal y de ahí no hay quien lo quite. Incluso te llegas a plantear si meter las bolas en el friegaplatos pero eso de ponerlas junto a los cubiertos y las sártenes te echa para atrás. En resumidas cuentas que tú ahí frota que frota con el jabón hasta que les quitas la puñetera pintura rosa.

 

2-Pues eso, que la pintura, tinte o lo que sea de color rosa se descolorea que da gusto.  

 

3-Hacen daño. Señoras, yo no voy a decir que me he metido ahí dentro de todo y más pero vamos que gracias a Dios tengo una vagina muy agradecida y esas condenadas bolas son estropajos. Como os he dicho más arriba soy una babosa, mi ginecóloga dice que eso es muy bueno porque mi vagina se mantiene limpia constantemente evitándome hongos y bichos varios y de paso son una chachi piscina para los espermatozoides. Sí sí, fabuloso todo pero a mí… ¡¿QUIÉN ME PAGA LOS SALVASLIPS?! #odioamipuñeteroyasquerosoflujovaginal

 

4-Son una porquería. Punto.

 

En el caso de que queráis haceros con unas para llevarme la contraria o porque queréis sacar vuestras propias conclusiones, Mundoerótico las tiene disponibles.

 

Las segundas bolas de las que os quiero hablar son… Una.Jodida.Pasada.

1-Vibran a lo bestia provocando tsunamis. Es como tener al conejito Duracell dándose un rodeo dentro de ti.

 

2-Son muy cuquis. Yo tengo las negras que claro son muy estilosas pero en rosa ohhhhh… En rosa son adorables. No es que puedas llevarlas conjuntadas con los zapatos porque éstas van dentro de ti pero es que te dan ganas de ponértelas de pendientes por lo divinas de la muerte que son.

 

3-Traen las pilas incorporadas, eso puede sonar a gilipollez sin embargo cuando abres el juguete que sea, lo lavas y al ir a ponerle las pilas para darte gustirrinin ¡TACHÁN! Éstas no viene con el paquete y quieres matar al fabricante. Señoras, las pilas son necesarias. ¡EL PEINE DE LA JODIDA BARBIE NO LO ES Y SIEMPRE LO PONEN PERO LAS PILAS DE LOS VIBRADORES O EN ESTE CASO DE LAS BOLAS CHINAS SI SON SUMAMENTE NECESARIAS!

 

4-Es verlas y ya… ya…

 

Vale, estaba exagerando.

 

aa

Después de todo lo dicho… ¿las necesitáis? Compradlas en My sexual shop.

 

¡Vamos ahora a por las bolas medicinales!

 

Las primeras son:

Lo cierto es que no puedo deciros que no me gustan nada de nada pero como tengo que tildarlas de negativas pues os explico el porqué.

 

1-Dicen que son suaves (traducción sin ayuda del google translate). Yo no estoy muy de acuerdo con eso de “soft”; la textura de las bolas no me gusta y menos la del palito o gancho para ayudarte a sacarlas… Seré yo que soy rara pero lo de suaves, como que no. ¡Alto! no estoy diciendo que sean rígidas solo que si dicen que son suaves como mínimo que realmente sientas esa suavidad… ¿Me explico?

 

2-Son caras comparadas con otras marcas que te brindan unas bolas con un material más “suave” y con un gancho o cuerda más cómodos.

aa

¿Queréis probarlas y debatimos vuestra experiencia con ellas en comentarios? En Mi Farma las tenéis a la venta rebajadas.

 

Y por último, la Diosa:

1-Es como tener un entrenador personal. Con la ampliación para móvil podéis cumplir a rajatabla los ejercicios de Kegel. No tenéis la excusa de decir, es que siempre es lo mismo, es aburrido… Es quéééééé. No, no tenéis la excusa porque la aplicación te hace un seguimiento y él mismo te pone ejercicios nuevos para que el asunto no sea repetitivo.

 

2-¡Incluye un puñetero cable USB para recargarlas!

 

3- Es violeta…. mi color preferido. Supongo que estará disponible en otros colores pero no, vosotras haceos con el violeta #violetpower

 

¡Compradlas en Sexyavenue! Lo sé, de precio es un poooooco exagerado aunque miradlo como una inversión. Os aseguro que lo valen.

 

Todo comentario es bien recibido, podéis decirme de qué os gustaría que hablara en próximas entradas ¡Sin miedo ni pudor! Éste último se puede ir a la mierda pues no sirve para nada. Nos leemos el mes que viene…

Hembra Homo Sapiens aproximándose a los treinta. Cum laude en Abrazos de Cleopatra y autodoctorada en sexo tántrico. Poseedora de poca finura y casi incapaz de seguir al pie de la letra la receta que viene detrás de un simplón sobre de sopa pero avezada en la compra de sushi para Nyotaimori. Coleccionista de orgasmos y condones de sabores extravagantes como whisky, beicon o café.
Categories: Sección pornosa by Coco ACOSTA +18

4 Comments so far:

  1. Anais dice:

    En my sexual Shop me ayudaron a elegir las mías. Me ha encantado el artículo. Así las actualizo y jubilo las mías

  2. Andrea ACOSTA dice:

    Me quedo con las señoras: Son.Una.Jodida.Pasada jajajajajaja. Coco, deberías hacer Tuppersex.

  3. Anónimo dice:

    Me encantó !!! ❤️

Este espacio web se alimenta de tus comentarios... Ñam,ñam. No es necesario que rellenes el formulario ni inicies sesión puedes comentar de forma anónima. ¡Gracias!

error: Contenido protegido, propiedad de ACOSTA Ars.