Bolero By Jolie Courge +18

aa

aa

aa

aa 

¿Día libre? Sí, hoy sí, lo necesito, aunque no estuviera contemplado.

aa

Preparo mi bolsa y rumbo a la sala de ensayo, que a estas horas siempre está libre.

aa

Estamos montando una coreo con el Bolero de Ravel, no es que sea una coreografía especialmente bonita, la verdad. Para mi gusto, una música tan sensual debería inspirarnos movimientos más dulces y una ejecución más sugerente.

aa

No digo que nos pongamos un tutú, pero sí unas puntas y realicemos un clásico algo más puro, aunque …. Mis improvisaciones de hoy no sean precisamente puras. Aún tengo el tanga de perlas en el bolso y sin estrenar… si me lo pongo… ¿encontraré los movimientos exactos?

aa

Comienza la música, suave, sinuosa, anunciando que no variará demasiado en la melodía, aunque sí en intensidad…

aa

Respiro, posición, tripa dentro, hombros bajos, espalda recta, piernas estiradas y un hilo que una mi moño al techo, manteniendo mi cuello alto y la postura correcta.

aa

La música es suave, pero cálida y envolvente. Contrasta con el frío de las perlas que cruzan mi vulva debajo del maillot. Son suaves y con cada movimiento se mueven, giran un poquito, presionan…

aa

aa

 

aa

aa

Es agradable, muy agradable, a decir verdad, si no fuera por la quemazón que siento en los dedos de mis pies. Hoy, quizás, tendría que haberme puesto las punteras…

aa

Entra un oboe, adoro el oboe, ¿cómo puede algo sonar de esta manera?, ¿tendrá algo que ver con alguna de mis reminiscencias lésbicas?, es perfecto para una melodía tan serpenteante. Sí, eso es, serpenteantes deberían ser ahora mis movimientos.

aa

Tras este tendú, me nace recoger la pierna desde la rodilla, hacia dentro, al tiempo que giro la cadera. No, puro no es, desde luego, pero la sensación es brutal en la entrada de mi vagina. Sigue la música…

aa

La percusión es cada vez más fuerte, va ganando protagonismo, tan, tatatán, tan, tan, tatatatán…acompañando la melodía, que sigue siendo sinuosa, dulce y tranquila, con notas como pequeñas culebrillas a ras del suelo moviéndose gustosas, y otras culebrillas que suben desde las perlas de mi tanga a través de mi sexo hasta mi espina dorsal. ¿Cuántas son? ¿Cinco, seis…?

aa

Sé que al menos dos dedos de cada uno de mis pies está sangrando, noto la humedad y el escozor sin necesidad de subirme a las puntas. Duele, pero…sorprendentemente hace que la sensación de mi clítoris sea más intensa; las perlas frías siguen girando y clavándose, presionando con diferente intensidad en cada paso que ejecuto…y, para intensidad la de la música, que sigue siendo dulce y sugerente, pero cada vez más intensa, más rotunda, con esa percusión endemoniada, marcando el ritmo machacona y deliciosamente.

aa

Ya no miro al espejo, ya no escudriño la imagen buscando imperfecciones en mis pasos, simplemente los evalúo en función a las sensaciones, benditas sensaciones…

aa

Arabesque, Grand Jete, y la tira de perlas se clava en mi cuerpo. Mis pies están gritando, arden, como mi vulva y mi vientre.

aa

Cada hilo cortante de fuego, hielo, luz y sangre se esparce en mi cuerpo como rayos en una tormenta eléctrica.

aa

Salto, giro, gimo, spagat, brazos en 5ª, barbilla hacia el infinito, gimo, respiro y me desplomo.

aa

Cesa la música.

 

aa

aa

Categories: Colaboradores, Colaboradores VIP, Jolie Courge's Place +18

Este espacio web se alimenta de tus comentarios... Ñam,ñam. No es necesario que rellenes el formulario ni inicies sesión puedes comentar de forma anónima. ¡Gracias!

error: Contenido protegido, propiedad de ACOSTA Ars.