Regalos para todos y para nadie By Fran García

Muy buenas, ya han pasado las Navidades y con ellas las comilonas, risas y los regalos.

Aa

Es de estos últimos de lo que quiero hablar. Regalo, mmm, maravillosa palabra para la mayoría, pero; ¿lo es para todos?

Aa

Voy a explicarme. Durante el año tenemos montones de días donde nos hacemos una pregunta: ¿Qué le regalo? En Navidad esa pregunta se multiplica porque claro son más parientes o amigos. Eso crea un aumento de la ansiedad, además de una histeria por comprar ciertas tonterías o detalles
que aunque son hechos con buenas intenciones bien podrían dejarse de lado y cambiarse por un abrazo y una buena sonrisa.

Aa

Es aquí donde reside el mensaje que quiero transmitir o al menos intentarlo. Para mí y para muchas personas en este mundo regalar es algo íntimo o dicho de otra manera: Es la expresión de nuestros sentimientos hacia otra persona mediante nuestro conocimiento de la misma en forma de objeto o detalle.

Aa

Por esto no me gusta que me regalen nada salvo las cosas que sí significan algo para mí. Siempre me ha gustado pensar que no perderemos el significado de regalar al igual que sí hemos perdido el significado de amar. Por todo esto siempre me he negado a participar en amigos invisibles o por lo mismo odio con todas las letras que me regalen dinero.

Aa

En el primero se va siempre a lo fácil, a la risa tonta y al queda bien. El segundo es frío e impersonal. Demuestras que aunque estoy cerca no me conoces de nada y aunque es de agradecer porque piensas en que me compre algo, no tiene más atención que el de pagarle a un cajero de supermercado por la compra que has hecho.

Aa

Sé que suena a raro, de hecho fijo que pensáis que soy una persona bastante rara, y sinceramente no os falta razón. Pero a la hora de la verdad prefiero como he dicho un abrazo, una sonrisa, unas natillas caseras o un libro de un autor que me gusta que un billete grande de dinero o cualquier tontería que veas en un escaparate y te recuerde a mí.

Aa

No voy a extenderme más, solo quería dar una visión diferente de lo que significa este acto social y hacer ver que todo no es igual para todos. Por ello agradezco que lo hayáis leído y que la próxima vez que vayáis a regalar algo os paréis por un momento a pensar: ¿Es lo idóneo para esa persona?

Aa

Espero que tengáis un buen año lleno de regalos.

aa

Att. Fran García.

aa

aa

Categories: Colaboradores, Colaboradores Eventuales

One Comment so far:

  1. LuiseteAB dice:

    Bien. Perfecto. Pero no siempre ha de ser así. Tal vez quien te da una “chuminá” de los chinos no pretende ensalzarte o comprarte o “tenerte de su lado”. En ocasiones es tan sencillo como para decirte: “Eh, que para mí eres alguien que me importa”.
    No se trata de darte el regalo ideal. Tal vez es darte esa sonrisa que pides aunque no sabe reír, o ese abrazo aunque los brazos no le alcancen. Se trata de que se vea la intención y algunas veces el esfuerzo de quien regala, y no tanto el qué te regala. Si además el regalante acierta en tu deseo o tu gusto, pues “miel sobre hojuelas”.
    No se tratatde un compromiso sino de la materialización de un mensaje. O eso pienso yo…

Este espacio web se alimenta de tus comentarios... Ñam,ñam. No es necesario que rellenes el formulario ni inicies sesión puedes comentar de forma anónima. ¡Gracias!

error: Contenido protegido, propiedad de ACOSTA Ars.