Reseña i-Scream By Andrea Acosta (Colaboración con Shiri Zinn)

Si tuviese que escoger un solo motivo por el que identificaría el verano serían los helados. De acuerdo, en realidad esa es una de las pocas cosas que me gustan de esta época, y si bien ya sé que pueden comprarse y, por ende, consumirse a lo largo de todo el año, tienen algo icónico, hasta podría decirse que romántico, ¿verdad? 

Aa

Y hablando de helados, hoy vengo a hablaros de i-Scream, una mini-wand diseñada por Shiri Zinn y que, desde luego, no os dejará indiferentes. 

Aa

He aquí la maravilla helada (o no) hecha vibrador:

Aa

Aa

Aa

Aa

i-Scream ha sido fabricado en una sola y cómoda pieza de silicona médica a viva imagen y semejanza de un cono helado (a escoger entre la versión clásica de fresa o vainilla), de tacto suave, muy agradable, con un tamaño de 14 centímetros de longitud y un cabezal de 5,5 centímetros de diámetro. Posee un único botón de encendido/apagado y cambio del patrón de diez potentes vibraciones. Pero… ¡ah! Antes de meternos de lleno con él, hablemos de su presentación… 

Aa

¡Tadáh! 

Aa

Aa


Aa

Aa

¿No me digáis que no es una fantasía que os hace viajar en el tiempo?

Aa

Y eso que, hasta ahora, no os he dicho que en el interior de la cajita, a un lado, hay un botón que reproduce música de jazz de los años 20. ¡Maravilla donde las haya! Y para rematar, si queréis vivir la experiencia a tope, Shiri os brinda la opción de comprar un metálico porta helados, de estilo diner, por supuesto. 

Aa

Aa

Aa

Aa

Un detalle muy importante si ya estáis convencidos de que deseáis el producto: si os preocupa un tanto aquello de «¿Cómo será la paquetería?», os aseguro que es 100% discreta y rápida, aún en tiempos de pandemia. 

Aa

También cabe destacar que una parte de cada una de las ventas va destinada a una organización benéfica en África que trabaja con adolescentes. Algo, hasta ahora, pionero en la industria erótica.

Aa

Si os parece repasemos el 👇

Aa

Aa

Contenido:

Aa

  • Caja rígida de colores vivos y musical
  • Vibrador
  • Manual de instrucciones
  • Cargador USB de conexión Jack

Aa

Uso:

Aa

Antes de nada, y muy importante, el vibrador debe cargarse un mínimo de tres horas. Yo lo puse directamente en el ordenador, conectándolo con el Jack a través del orificio impermeable que no rompe en absoluto con la estética.

Aa

i-Scream viene bloqueado de fábrica y para activarlo lo único que tuve que hacer fue pulsarlo unos cinco segundos, tiempo que se reduce a partir de entonces, tanto para encenderlo como para apagarlo.

Aa 

Más arriba ya os he comentado que el ciclo vibratorio es de una escala de 10, apto tanto para principiantes como expertos. Es un juguete de mucha versatilidad que se jacta (y bien que hace) de poseer un potente motor que, al pulsar su único botón, variará en su rotación brindándoos los orgasmos que promete, además de estar libre de calorías. 

Aa

Aa

Aa

Aa

Mantenimiento:

Aa

Es muy importante que no transcurran más de cinco meses tras su última carga, puesto que ello podría deteriorar el motor y, en consecuencia, invalidaría la garantía de un año tras la adquisición. 

Aa

Al ser fabricado con silicona médica, DEBÉIS emplear un lubricante de base acuosa y para lavarlo, agua tibia y  jabón neutro.  

Aa

Pros:

Aa

  • El diseño, tanto del vibrador per se como el de la caja, es una cucada repleta de ese nostálgico aire retro 
  • La zona del «barquillo» se adapta muy bien a la mano, garantizando al usuario que, por más lubricante que ponga, no se escurrirá
  • El abanico de diez vibraciones está muy bien regulado y no peca precisamente de falta de potencia
  • La silicona es suave, muy agradable al tacto 
  • ¡Es waterproof
  • Puede emplearse tanto en solitario como en pareja

Aa

Aa

Aa

Aa

Contras:

Aa

  • El cabezal tiende a calentarse al poco de ponerse en marcha, hecho que achaco a la potencia de la vibración indistintamente de su nivel 
  • Quizás podría ser algo más silencioso, aunque dentro de un rango de 5 puntos en escala auditiva, le concedería un 2,5, nada reprochable 

 

Conclusión: 

Aa

i-Scream es un vibrador todo terreno, práctico como rasgo principal y estético (y no como secundario, van a la par). Es inigualable a otros que existen ahora mismo en el mercado, rompe la regla y se desmarca de todos ellos convirtiéndose en un producto con nombre propio. Más que recomendable como (auto )regalo. 

Aa

Con i-Scream no tendréis que desplazaros hasta el congelador y buscarlo entre tarrinas, polos y hielo para vuestros cócteles Margarita mientras se os hacen carámbanos en las pestañas. No, solo tendréis que abrir vuestro  cajón de los juguetes, presionar el botón  y… ¡disfrutar! 

Aa

Comprar: https://www.shirizinn.com/products/i-Scream-vibrator

Aa

Aa

Aa

Aa

*Texto corregido por Silvia Barbeito

Aa

Aa

Categories: Erótica, Sex Toys

One Comment so far:

  1. Elena dice:

    Me encanta la forma que tiene!!! Es súper chulo!!!!!! Gracias por la reseña. :*

Este espacio web se alimenta de tus comentarios... Ñam,ñam. No es necesario que rellenes el formulario ni inicies sesión puedes comentar de forma anónima. ¡Gracias!

error: Contenido protegido, propiedad de ACOSTA Ars.